«Los medios y sus compromisos»
Ricardo García

Si hay algo que podría caracterizar estos tiempos, es la abundancia de información de todo tipo, es muy difícil no encontrar información sobre cualquier tema del cual quisiéramos saber y mucho menos no encontrar diferentes puntos de vista sobre el mismo. Este fenómeno sin duda ha sido aprovechado por los medios de comunicación. Si quisiéramos saber sobre algún acontecimiento local o internacional, el primer lugar donde buscaríamos esta información sería en el medio de comunicación que consideramos más “fiable”, y entre mayor renombre este tenga mucho mejor o mayor credibilidad ¿cierto? Esto si es que la información no llegó antes a nosotros.

Ayn Rand con respecto al deber de los periodistas o a aquellos que se dedican a la tarea de mantener a la gente informada, recalcó la necesidad de ser objetivos sin tener ningún tipo de inclinación sobre cualquier tema, abstenerse de expresar opiniones propias, en pocas palabras el periodista debiera mantener una posición “neutral” con respecto a la información que brinda. De entrada, esto suena bastante bien, ya que gran parte de las noticias que llegan a todos nosotros son noticias con información tergiversada, a medias o falsa, la queja de muchos es que las noticias están bajo el control de los gobiernos, quienes utilizan los medios de comunicación a placer. En México por ejemplo se adoptó una frase de una película, la frase “la caja china” la cual hace referencia a una “cortina de humo” que es cuando los gobiernos utilizan los medios de comunicación para desviar la atención de la gente a un tema banal y así perder de vista algún asunto importante normalmente relacionado a la corrupción.

Hasta aquí Ayn Rand pareciera tener la razón, sobre todo cuando hemos sido víctimas de tantas “cajas chinas” pero ¿Qué sucede cuando se nos presenta la misma noticia, con fuentes verificables, datos duros, una noticia “verdadera” por así decirlo, pero aun así hay discrepancia de opinión entre quienes reciben la noticia?

Esto de alguna manera pone en un predicamento las buenas intenciones de Ayn Rand, porque para que una noticia sea verdadera no solamente requiere ser verificable o venir de una fuente confiable, sino que también depende de las presuposiciones de quien la informa y de quien la recibe, así que el periodista como el receptor no pueden ser neutrales ante los hechos, en este caso las noticias. Los periodistas pudieran tener en mente la idea “Randiana” de ser “objetivos” y “neutrales” pero sus presuposiciones se sobrepondrán. Para ser más claro, podríamos estar viendo los mismos hechos, pero aun así tener dos interpretaciones completamente diferentes. Nuestros compromisos éticos influirán en nuestra interpretación. Esto ha sido en los últimos años un verdadero tema en círculos cristianos donde siendo receptores de las mismas noticias, las mismas fuentes, aún así se han polarizado las opiniones.

Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.Profesando ser sabios, se hicieron necios,” Romanos 1:21-22

Este pasaje nos deja claro que, aun teniendo los hechos verificables en sus narices, los necios no reconocieron la verdad porque su sistema de interpretación de la realidad estaba comprometido con un sistema de pensamiento ajeno al del Creador de esta realidad, es por eso que creyentes y no creyentes aún teniendo los hechos enfrente interpretan de diferente manera la realidad.

Un ejemplo de esto es el mismo Pilato preguntándole a Jesús “¿qué es la verdad?” él no la pudo reconocer, aunque la Verdad encarnada estaba frente a sus narices.

Un pasaje muy conocido en Números 13, Dios pide a Moisés que envíe hombres para reconocer la tierra de Canaán, la cual de antemano Dios ya les había entregado.

Los envió, pues, Moisés a reconocer la tierra de Canaán, diciéndoles: Subid de aquí al Neguev, y subid al monte, y observad la tierra cómo es, y el pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si poco o numeroso; cómo es la tierra habitada, si es buena o mala; y cómo son las ciudades habitadas, si son campamentos o plazas fortificadas; y cómo es el terreno, si es fértil o estéril, si en él hay árboles o no; y esforzaos, y tomad del fruto del país. Y era el tiempo de las primeras uvas.” Números 13:17-20

La orden era reconocer la tierra, observar si el pueblo era numeroso o si era fuerte, si la tierra era fértil o no. Estos hombres que fueron enviados servirían como “reporteros” quienes traerían las noticias de esta tierra por conquistar.

El reporte fue este:

“Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella. Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac. Amalec habita el Neguev, y el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en el monte, y el cananeo habita junto al mar, y a la ribera del Jordán.” Números 13:17-20

El reporte fue verdadero, no fue alterado ni parcial, estos hombres cumplieron con su labor “periodística” por así decirlo.

De pronto Caleb nota que algo no está bien y hace callar al pueblo y les dice que suban y que tomen la tierra diciendo la frase “porque más podremos nosotros que ellos”; ante estas palabras de ánimo de ir y conquistar, Caleb se enfrenta a la oposición del pueblo.

“Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.” Números 13:31-33

Entonces aquí tenemos dos testigos con los mismos datos, los mismos hechos, y es interesante notar que Caleb no desmiente el informe de los demás hombres, en efecto era una tierra buena, la cual estaba infestada de hombres mas fuertes, de enemigos y más numerosos, sin embargo, el compromiso interpretativo los llevó a conclusiones diferentes.

Aunque los “hechos” eran los mismos, las dos partes interpretaron de diferente manera según su previo compromiso con su sistema de pensamiento. Los hombres que interpretaron el reporte de manera pesimista tenían un compromiso con una cosmovisión pagana de la realidad, donde la fuerza, el número y diferentes aspectos influyeron más o tuvieron más peso que la Palabra del director de la historia.

Tomando el caso de la pandemia los medios de comunicación aunque si, muchos manipulando información, otros queriendo permanecer imparciales, todos funcionan bajo el mismo sistema pagano de interpretación, da igual si unos pretenden permanecer “neutrales” y otros no, si el lente bajo el cual se interpreta la realidad no es a través de la Palabra de Dios sin lugar a dudas serán noticias falsas, y si nuestro sistema de interpretación esta comprometido con el paganismo no sabremos identificar correctamente.

¿Ha habido muertes por el virus? Si ¿Es contagioso? Si; pero la narrativa de los medios es una que esta comprometida con una cosmovisión pagana donde el azar es rey, si nosotros estamos comprometidos también con esto tragaremos sin cuestionar el mensaje de los medios, “no salgas”, “no tengas una vida normal”, “vacúnate”, “usa el cubrebocas” porque si no tal vez el universo lance la moneda y seas de aquellos a quienes les “toque” el contagiarse o morir.

Es increíble notar como no se necesitó gran cosa para que la gente creyera todo lo que los medios decían y dicen, aunque muchas noticias a simple vista parecen una burla al intelecto de las personas, aun así se toman como ciertas, y el fondo de este problema créeme no radica en la habilidad de los medios de comunicación de informar o malinformar, sino que si hay alguien a quien dar crédito de que los medios de comunicación sean a vista de la mayoría veraces, es a la educación estatal, que si quisiéramos evaluar su eficacia se llevaría altas calificaciones, ya que si entendemos que la educación es proporcionar las herramientas para la interpretación de la realidad, la educación estatal lo ha hecho maravillosamente, si bien batallan con las clases en línea y cosas por el estilo, en cuanto a instruir para tener una interpretación pagana de la realidad lo han hecho de maravilla.

Como cristianos estamos llamados a juzgar todas las cosas tomando la Palabra de Dios como el estándar, incluso estamos llamados a juzgar los datos o hechos “verificados” según la Escritura, a esto se le llama juzgar las cosas espiritualmente, no en el sentido místico sino en el sentido interpretativo basado en la Palabra de Dios.

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” 1 Corintios 2:14-16

En el pasaje de números 13 Caleb y Josué discernieron e interpretaron espiritualmente porque tenían la mente del Señor, a pesar de que eran “hechos verificados y certeros” juzgaron bajo un estándar o “espíritu” diferente al de los demás hombres.

“Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión.” Números 14:24

Los medios, así como los que reciben las noticias no pueden permanecer neutrales, y según nuestro juicio acerca de la información que recibimos ya sea juzgada a través de la “mente del Creador” o de la mente del hombre sin duda nos llevarán a tomar acciones no neutrales. Caleb juzgó y actuó basado en este juicio, y no solo eso, sino que también recibió una bendición por su obediencia, una bendición no solo personal, sino que permeo a su descendencia.

Artículos Relacionados

Una familia a la vez

Una familia a la vez

El 25 de marzo del 2022, un comando armado entró a mi pueblo a secuestrar a dos personas y a intimidar a los ciudadanos. Apuntaron con sus armas a varios niños. Quizá por cuestiones de política, pues estamos a un par de meses de las elecciones locales. Hoy, ante el miedo, mi pueblo es un “pueblo fantasma”. Estoy cansado de toda la delincuencia que permea el país, quiero alzar la voz como muchos más, pero el temor a que los grupos delictivos tomen represalias hace esta labor más complicada. ¿Qué harías tú? Qué impotencia, ¿verdad? Los valientes que hablaron contra los actos perversos de sus tiempos fueron perseguidos y asesinados. Jan Hus fue quemado en la hoguera tras ser condenado de herejía. Martín Lutero fue perseguido por cuestionar las prácticas erróneas de una iglesia corrompida. Ambos fueron perseguidos por monjes y políticos…

Gobernantes a la medida.

Gobernantes a la medida.

En últimas fechas ha habido una creciente inconformidad de la sociedad para con los gobernantes en México, el foco de atención está sobre el gobernador de Nuevo León, y sobre el presidente. Sin duda se han suscitado situaciones que dejan en evidencia la falta de capacidad para gobernar; no me quiero enfocar en las situaciones que se han suscitado, sino en algo que se me ha hecho bastante interesante al leer y escuchar las quejas de la gente.

Conocimiento

Conocimiento

R.J. Rushdoony, junio 1, 1998 Los estoicos creían en la vida natural; lo natural para ellos era equivalente al bien. Para ellos, el fin de la vida era una vida en acuerdo con la naturaleza. La naturaleza, en vez de haber sufrido la caída del hombre, era para ellos la...