“Las conclusiones que se encuentran en este libro son la respuesta a la
oración de un joven de dieciséis años de edad, recientemente
convertido a Cristo. En 1956 este joven le pidió a Dios entendimiento
en las escrituras. El había leído la promesa en Santiago 1:5 que dice
que Dios da sabiduría al que pide, con tal que creamos que Dios contesta…”

Así comienza este fascinante libro, un libro lleno de visiones y sueños. El libro de Daniel es un libro de visiones. Las visiones y los sueños de Dios son dados en forma de símbolos; son enigmas y metáforas.

Lee aquí el libro completo: Las visiones de Daniel