El Problema de las Denominaciones
Roger Oliver

15/12/2022

La unidad en el cuerpo de Cristo es un testimonio primordial para el mundo de que Jesús fue enviado por el Padre. Algunos dicen que es el único testimonio además de los milagros registrados en los Evangelios. La referencia está en Juan 17:20-23, la maravillosa oración sacerdotal de Jesús por sus discípulos, la parte dedicada a aquellos que creerían por el testimonio de estos hombres. Confiamos en que nosotros somos parte de este grupo y estamos incluidos en esta oración.

Yo en ellos, y Tú en Mí, para que sean perfeccionados en unidad, para que el mundo sepa que Tú me enviaste, y que los amaste tal como me has amado a Mí. Juan 17:23

Que haya tantas denominaciones y el cristianismo parezca tan dividido es preocupante. Escuchaba a los viejos quejarse de esto cuando todavía era un niño en pantalones cortos. Hay muchos chistes sobre este problema que han sobrevivido la prueba del tiempo. Parece que la unidad que tenemos en mente sería en sí misma un milagro.

Jesús también dijo: “… sobre esta roca edificaré mi iglesia”. Mateo 16:18. No creo que Jesús esté esperando a que estamos todos unidos en una sola denominación. Aparentemente no depende de nosotros. Además, si Dios es soberano, ¿no ha permitido esto para sus propósitos? Anteriormente, en esa sección de la oración de Jesús, dijo: “Oro para que estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste”. Quizás esa sea la raíz del problema. Pero si Jesús la oró, fue una oración eficaz y ferviente.

Antes de que las terribles semillas de la Ilustración comenzaran a dar su fruto de destrucción, los cristianos estaban generalmente unidos al pensar en la fe como un Reino sobre toda la creación con un solo Rey y una sola Ley. Esa idea fue eliminada de nuestro sistema educativo por los Positivistas y a través del sistema educativo de la cultura y en gran parte de la iglesia y la mente de los creyentes.

Nuestros hijos pueden conocer las historias bíblicas y pueden repetir correctamente los grandes principios de la fe cristiana, pero viven según la cosmovisión que aprendieron en las escuelas públicas. El cristianismo se convirtió en una fe personal y privada, un Reino cuyo rey se fue y aún está ausente. Cada cristiano, como el resto de la cultura, es una ley en sí mismo. Eso nunca funciona. Los tiranos están llenando el vacío.

Que hayamos perdido la visión del cristianismo como un Reino me preocupa más que la plétora de denominaciones. Nuestras disputas son generalmente sobre bagatelas. Al mismo tiempo, algunas de las resistencias más vehementes al dominio de los derechos de la corona de Cristo provienen de la iglesia misma, especialmente de sus líderes.

Nada de esto es nuevo ni ha tomado a Dios por sorpresa. Roboam fue un idiota arrogante que fue responsable por dividir el reino por medio de prometer aumentar los impuestos. Pero esto fue también por la voluntad de Dios como un juicio sobre Salomón por permitir que sus esposas extranjeras lo llevaran a adorar a sus dioses ajenos.

Jesús termina su oración en Juan 17 con estas palabras tranquilizadoras: “Oh Padre justo, aunque el mundo no te ha conocido, Yo te he conocido, y estos han conocido que Tú me enviaste. Yo les he dado a conocer Tu nombre, y lo daré a conocer, para que el amor con que me amaste esté en ellos y Yo en ellos”. Juan 17:25–26. Tal vez la unidad que anhelamos sea más un proceso que un estado de ser. Si Jesús dijo que seguirá dándolo a conocer, todavía lo está haciendo. Podemos depositar eso en el banco.

Artículos Relacionados

Forgiving Student Loans

Forgiving Student Loans

The supreme court recently ruled against President Biden’s attempt to cancel student loan debt. Typical of these days, the nation appears strongly divided about the decision. Some, including the president, are vocally angry. Others agree the students should…

Merit, Morals and Race

Merit, Morals and Race

Recently I received an email with a commentary on the causes of the deterioration of the quality of engineering these days. The author mentioned the recent Titan catastrophe. Two miles under the sea looking to show millionaire tourists the sunken Titanic, the carbon...

El cuarto mandamiento y el carácter cristiano.

El cuarto mandamiento y el carácter cristiano.

Las dos tablas de la ley muestran al hombre la manera en la que debe vivir, esto desde una perspectiva ético/judicial, o sea vivir en rectitud hacía Dios y en justicia para con los hombres, la vida debe observarse desde esta perspectiva siempre, no podemos pensar en...