Adictos a la chatarra espiritual

Mi esposa Dorothy y su amiga Grayce Flanagan estaban discutiendo los problemas creados en algunas iglesias por los miembros que se niegan a crecer. Me gustaría poder haber grabado sus comentarios! Dorothy lo resumió mediante la descripción de tales personas como adictos a la chatarra espiritual.

El mes pasado, en uno de mis cuatro viajes, algunos pastores me hablaron de sus problemas con este tipo de personas. Se niegan a crecer, y están enojados con el pastor, a veces llamándolo “no espiritual” o “sin amor”; si turba sus conciencias. Mientras tanto, se sienten libres de turbar al pastor y a la iglesia.

La Sagrada Escritura nos dice que algunas personas se resisten cada vez más;y quieren permanecer en la leche en vez de madurar a la carne (Heb. 5: 12-14).

Tenemos algo mucho peor cuando la gente no quiere leche ni carne, sino chatarra espiritual. Estos adictos son hostiles a la fiel predicación de la Palabra. Ellos no quieren la madurez en Cristo; más bien, vienen a Jesús, no como Señor y Salvador, sino como un agente de seguros de vida y fuego para mantenerlos fuera del infierno. Hace unos cincuenta años, un pastor describió a estas personas como los no cristianos que creían en una religión de repuesto de neumáticos. Todos nos sentimos más seguros si tenemos un neumático de repuesto en el maletero cuando se conduce alrededor, y nosotros tememos toda esperanza de que nunca tendremos que usarlo. Así que muchas personas tratan al Señor de esta manera: Lo quieren solo a Él como un neumático de repuesto, en caso de emergencia y no más. Esto no es fe cristiana; es paganismo. Los verdaderos creyentes dicen al Señor: “Habla, por qué tu siervo oye”(1Sam.3:10)

 

Rushdoony, R.J. (2011). A WORD IN SEASON. Vol.3. Chalcedon/Ross House Books. Vallecito, California. (P.P.50-51)

 

Porque No Nos Escuchan

Por Roger Oliver

Varios de los argumentos en contra del matrimonio de personas del mismo sexo que veo en las redes sociales y en los medios de comunicación asumen la neutralidad. La neutralidad es imposible. Es una trampa que produce argumentos basados en la cosmovisión materialista incluyendo la mayoría de los argumentos de la biología. No existe hechos no interpretados.

Desde el punto de vista materialista el sexo para la procreación es uno entre varios propósitos para el sexo. Un intento de argumentar una postura neutral falla porque sacrifica las presuposiciones cristianas a favor de las del materialista y humanista que queremos convencer. Tememos la burla del mundo más que a Dios. En la practica, somos más materialistas que cristianos.

Estaba leyendo Jeremías 1 esta mañana y el Espíritu me desafió por medio de la comisión de Jeremías como profeta. Es la postura que la iglesia tiene que tomar en esta batalla. Tenemos que proclamar el juicio de Dios sobre este pueblo desobediente.

Tú, pues, prepárate,
Levántate y diles todo lo que Yo te mande.
No temas ante ellos,
No sea que Yo te infunda temor delante de ellos.
Yo te he puesto hoy
Como ciudad fortificada,
Como columna de hierro y como muro de bronce
Contra toda esta tierra:
Contra los reyes de Judá, sus príncipes,
Sus sacerdotes y el pueblo de la tierra.
Pelearán contra ti, pero no te vencerán,
Porque Yo estoy contigo,” declara el Señor, “para librarte.”

La Postura del Cristiano Hacia el Matrimonio de Personas del Mismo Sexo

Por Roger Oliver con la ayuda de Greg Bahnsen, Homosexuality: A Biblical View

La controversia de legalizar la unión de personas del mismo sexo y dejarlos adoptar a niños ha llegado a nuestro querido México. ¿Cuál debe ser la postura del cristiano? Encontré respuestas de mucha ayuda en el libro de Greg Bahnsen, Homosexuality: A Biblical View. Lo que sigue es un resumen de estas ideas tejidas con mis propias ideas.

Como cristianos es nuestro deber orar por los gobernantes y por todas las autoridades. La razón por nuestras oraciones es para que tengamos paz y tranquilidad y llevemos una vida piadosa y digna (1 Timoteo 2:2). Una ley que aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción de niños por estas parejas, destruirá la paz y tranquilidad no sólo para nosotros sino para todo nuestro querido pueblo mexicano. Además, pondrá en riesgo serio nuestra habilidad de vivir una vida piadosa y digna.

Antes de presentar nuestro argumento en contra de esta ley, cabe responder a lo que un escritor ha llamado el “terrorismo retórico” de ciertos polemistas de la homosexualidad y los presuntos derechos de los homosexuales. El pontificar las acusaciones e insultos y la atribución de malas intenciones a los oponentes, etc., contribuyen a menudo a un razonamiento falaz y sirven para intimidar a los crédulos. Por ejemplo, en contra de una réplica común, un desacuerdo con los homosexuales sobre sus derechos y la desaprobación de su comportamiento no hace automáticamente a alguien un intolerante. Su oposición no es necesariamente un odio violento o temor exagerado, enraizada en las actitudes injustas e irracionales basadas en ideas preconcebidas y no pensadas; no es una evidencia infalible de la dicha “homofobia”.

La oposición a la homosexualidad no está necesariamente motivada por una actitud prejuiciosa e insultante hacia un grupo de personas. Un examen imparcial y desapasionado de la evidencia relevante a una evaluación ética de los actos homosexuales y afectos, puede apoyar una conclusión negativa con convicción razonada. La opinión que algo es inmoral no es igual a ser intolerante; por ejemplo, no se acostumbra a llamar a alguien que condena el homicidio como un intolerante hacia los asesinos. Si así fuera, tendríamos que distinguir entre la intolerancia honorable y la deshonorable.

La Norma Absoluta vs la Relatividad

El problema irónico con la discusión de la homosexualidad en nuestros tiempos es su perpetuación no crítica de ciertos prejuicios culturales – a pesar de su insistencia de su objetividad y de haber neutralizado sus propios prejuicios. Ciertas suposiciones cuestionables en la ética, las ciencias humanas y el pensamiento político han engañado a nuestra sociedad hacia la tolerancia de la homosexualidad en los ámbitos personales, eclesiásticos y civiles.

Un estudio de las Escrituras nos lleva a disputar estos supuestos populares y nos ha convencido de que la homosexualidad debe ser desafiada en estas tres áreas. Las personas deben desaprobar y oponerse a la homosexualidad como inmoral. Las iglesias deben rehusar membresía y posiciones de liderazgo en la iglesia a los homosexuales no arrepentidos. El gobierno debe restringir la homosexualidad en vez de hacerlo un derecho civil.

De igual manera, insistimos que el pueblo no tome una actitud más santo-que-tú hacia el pecado homosexual, que las iglesias fielmente proclamen la buena nueva de la liberación de los homosexuales y que el estado no los persiga por medio de atrapamiento, invasión de la privacidad o atención intencionalmente selectiva y desigual.

La iglesia no puede tolerar lo que Dios condena en la Escritura, sin perder su propia integridad y hacerse objeto de Su juicio. Los límites morales nunca están determinados por el hombre sino sólo y siempre por Dios. Los factores situacionales y personales de la ética no contradicen las normas absolutas de la ética establecida en la ley de Dios. La voz del pueblo no es la voz de Dios. La voz de Dios es la voz de Dios y se ha revelado en las escrituras.
Lee el artículo completo!

La Santificación

 

La santificación, gradualmente haciéndose más santa. Capilla del Learning Center 25 de Mayo, 2016. Por Oscar David Valencia López

[fbvideo link=”https://www.facebook.com/visionamericalatina/videos/522659837940562/” width=”500″ height=”400″ onlyvideo=”1″]

Justificación por la Fe

Justificación por la Fe… ¿Qué es la justificación?

Capilla del Learning Center Mayo 18, 2016 por Misael Rodríguez

[fbvideo link=”https://www.facebook.com/visionamericalatina/videos/520187391521140/” width=”500″ height=”400″ onlyvideo=”1″]

¿Qué haces cuándo pecas?

Hermano ¿Qué haces cuándo pecas?

Por Misael Rodríguez

[fbvideo link=”https://www.facebook.com/visionamericalatina/videos/493838800822666/” width=”500″ height=”400″ onlyvideo=”1″]